Gústanos ler: El misterio de los árbitros dormidos.


El misterio de los árbitros dormidos.
Colección Los Futbolísimos
Enrique Lorenzo
Ed. S.M.

Había una vez un niño que se llamaba Francisco que iba a tirar un penalti,y si lo metía podía conseguir un récord mundial. Pero había fallado cinco penaltis seguidos en cinco partidos. Luego se había colado en la casa de un entrenador de un equipo que se llama Islantilla.
Al final pusieron una grabación en la que aparecía él diciendo que le gustaba una chica y que tenía una cita con ella. Y luego se besaron.

Me gustó mucho, porque era de fútbol y porque daba un poco de risa.
Diego

0 comentarios:

Publicar un comentario